¡Somos una tribu! Nuestra primera salida post-COVID semi-oficial después de 101 días…

Todavía era una salida semi-oficial, pero sí hemos vuelto a pedalear juntas!!! Lo más duro de la ruta: no poder abrazarnos y darnos achuchones después de tanto tiempo sin vernos…. Pero para mantener a raya esta pandemia, es imprescindible que todo el mundo cumpla con las medidas de seguridad.

Quedamos a las 8:15h, super temprano pero necesario, para organizarnos en dos grupos de 7 para cumplir con la normativa de la fase 2. Y en marcha hacia el Ganalto! El primer grupo sale guiado por Belén, el segundo 10 minutos más tarde guiado por Kerstin. Montse hace de cámara y mensajera entre los dos grupos.

Los primeros kilómetros en llano pasan volando entre charloteo y ponernos al día. En Hueto Arriba nos reagrupamos todas, seguimos todas juntas peeeero hay que tener en cuenta que empezamos a subir… y el grupo se estira muuuuuucho…. Tantos días de confinamiento y desescalada han hecho pupa… Pero en ningún momento dejamos de sonreír de felicidad de estar pedaleando juntas otra vez!!!! (o haciendo empujabike elegante jeje…).

El momento de llegar arriba es épico: vistas que quitan el hipo… a Oro y más allá el Gorbea… ¡Qué suerte vivir donde vivimos! Y llega el primer momento sorpresa de la mañana: La capi saca un super palo selfie que apareció en una limpieza de cajones durante el confinamiento…. Las fotos que se pueden sacar con este chisme….

A lo lejos avistamos ya la Cruz de Ganalto. Cresteamos hasta ella y nos encontramos con bastante gente que ha tenido la misma idea que nosotras. Pero todo el mundo respeta las distancias y mantenemos alguna charla agradable a gritos.

Llega el momento que la capitana nos había preparado la segunda sorpresa de la mañana: antes de empezar la bajada nos ponemos todas en círculo pasando una cuerda por nuestras manos…para expresar lo unidas que nos sentimos en nuestra pasión por la bicicleta de montaña y para darnos un abrazo simbólico… “Un buen grupo de personas es aquel que, aunque pase un tiempo sin verse, al juntarse siguen teniendo ese feeling, ese rollo tan especial”. Esos #momentoELLAbikes #siempresonriendo

Empieza la fiesta de la bajada: hasta la ermita de Santa Marina no es muy exigente técnicamente ya que el camino es ancho. Pero tenemos un pinchazo e impartimos la primera clase de mecánica en ruta del día. Pan comido, qué es un pinchazo para nosotras jejeeee

Pasamos como los rayos delante de la ermita Santa Marina y nos reagrupamos en el comienzo de la Senda Mendoza. Allá vamos!! Siguiente punto de reagrupación es la verja verde en el GR. Y resuelta que tenemos el segundo cursillo de mecánica en ruta: cuando llevas tubeless puedes destalonar, quiere decir, si pasas entre piedras puede separarse un microsegundo la cubierta de la llanta, y sale líquido y se escapa algo de aire… De repente vas con muy poca presión. ¿Cómo se arregla? ¡Simplemente hinchando la rueda y ya está!

Seguimos disfrutando de la parte más técnica de la senda Mendoza y llegamos al pueblo del mismo nombre. A partir de allí llaneamos entre charlas y risas hasta nuestro punto de partida. Lamentablemente no hay -¡todavía no hay!- la cerveza de después… ¡Esa, para la próxima!

Agradecer a nuestra súper cámara Montse el vídeo que ha montado de esta salida tan especial.

Aquí está el enlace al vídeo en nuestro canal youtube:

“Un grupo necesita sólo dos cosas para ser una tribu: intereses compartidos y una manera de comunicarse. En ELLAbikes compartimos el interés de la bicicleta de montaña y nos comunicamos mediante sonrisas.”

Más que nunca ¡¡ #solanomola !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.